top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

Altivos Y Fanfarrones

Lección 04 | 07 23 2022 |


 

“De lo contrario, están haciendo alarde

de sus propios planes pretenciosos,

y semejante jactancia es maligna..” Santiago 4:16 NTV


Objetivo:

Comprender que el que desprecia a su prójimo peca, pero es feliz el que se apiada de los pobres.


¡Hablemos al respecto!


Alguien pretencioso es alguien que es Vanidoso, engreído, una persona que se da aires de superioridad y es muy selectiva. Que está ridículamente convencido de ser mejor que los demás. De acuerdo a la definición aportada por el diccionario de la Real Academia Española (RAE), engreído es un adjetivo que se emplea para calificar al individuo que cree exageradamente en su valor o su capacidad.


El engreído, por lo tanto, es petulante o jactancioso. Prácticamente en cada situación donde la biblia menciona la arrogancia, el orgullo o la soberbia, es como un comportamiento o una actitud que Dios detesta. La biblia nos dice que aquellos que son arrogantes y tienen un corazón soberbio, son una abominación para Él: “Abominación es al Señor todo altivo de corazón; Ciertamente no quedará impune” (Proverbios 16:5). De las siete cosas que la biblia nos dice que Dios odia, los “ojos altivos” es lo primero que se menciona (Proverbios 6:16-19).

Jesús mismo dijo, “Lo que sale del hombre es lo que lo contamina”, y luego pasa a enumerar las trece características de quienes están fuera de la gracia de Dios, con la arrogancia siendo considerada juntamente con la inmoralidad sexual y el homicidio (Marcos 7:20-23) Hay dos formas griegas de la palabra arrogancia que se usan en el nuevo testamento, que esencialmente significan lo mismo. Huperogkos significa “hinchazón” o “extravagante” tal como se usa en “palabras infladas” (2 Pedro 2:18; Judas 1:16). La otra es phusiosis, que significa “inflar el alma” o “arrogancia, orgullo” (2 Corintios 12:20). Corresponde a los creyentes el reconocer que ser arrogante o tener una actitud presumida, es la antítesis de la piedad (2 Pedro 1:5-7).


La arrogancia no es nada más que una clara demostración del sentido de prepotencia de una persona (2 Timoteo 3:2). Es similar a la mentalidad de “todo es sobre mí” que dice: “El mundo gira en torno a mí” (Proverbios 21:24). Ser presumido y tener esa actitud de “yo soy mejor que tú”, huele a intimidación y destruye nuestras relaciones con los demás. Sin embargo, Jesús nos enseñó a poner a los demás por encima de nosotros: “sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos.


Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Marcos 10:43-45). Si nuestras actitudes son arrogantes, no vamos a servir a otros. Por eso es que debemos ser humildes, El concepto bíblico de la humildad se refiere a tener un buen entendimiento sobre quién es Dios y quiénes somos nosotros. Esto nos lleva a reconocer la obra de Dios en nuestras vidas y el hecho de que él tiene un propósito para nosotros. La humildad en el cristiano debe impulsarle siempre a vivir en obediencia a Dios y a someterse a su voluntad.

Jóvenes en acción

• Realicen una o varias alternativas de solución para tratan a un amigo(a) Fanfarrón, te darás cuentas que puedes ayudar a cambiar su forma de pensar.

Conclusión

Ten compasión de mí, oh Dios, conforme a tu gran amor; conforme a tu inmensa bondad, borra mis transgresiones. Lávame de toda mi maldad y límpiame de mi pecado.. Porque el Señor es excelso, y atiende al humilde, mas al altivo conoce de lejos.


 

Hermanos aqui les adjuntamos en documento PDF. de la escuela juvenil que estamos estudiando este tercer trimestre del año 2022. Pueden descargarlo, y compartirlo con los hermanos que lo necesiten.


Jovenes_T3_2022_final
.pdf
Download PDF • 2.12MB

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Petofilia

Post: Blog2 Post
bottom of page