top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

Combatiendo Los Celos

Lección 02 | 07 09 2022 |

 

“Porque donde hay celos y contención,

allí hay perturbación y toda obra perversa.”

Santiago 3:16

Lectura Bíblica: Gálatas 5:19-21

Propósito: Reconocer que los celos son fruto de la carne, demuestran inseguridad, falta de confianza del uno para con el otro. Como cristianas no debemos practicarlos.

Introducción: Los celos son el resultado de inseguridad y falta de confianza en la pareja, y reaccionamos celosamente cuando creemos o pensamos que está en riesgo perder nuestra relación matrimonial. Los celos muestran la desconfianza en la pareja, la imaginación de lo que creemos, la baja autoestima en nosotras y lo más crítico que los celos muestran nuestra falta de obediencia y entrega en Dios, ya que hacemos lo contrario de lo que él, demanda en su palabra. En la lectura bíblica encontramos que los celos son; parte de los frutos de la carne, y como hijas de Dios, no debe ser aceptable a estas alturas, ni caer en esta trampa de los celos. Cuando una mujer seguidora de Cristo Jesus cela a su esposo con otra hermana de la iglesia, cae en lo que dice Pablo a los hermanos y hermanas de 1ra. Corintios 3:3, “Porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?”

Los celos vuelven a la mujer prisionera de sí misma, no puede vivir en libertad, ya que sus emociones las a atado o aferrado a su pareja. Ha tomado a su conyugue como de su propiedad, su confianza está en la fidelidad de su pareja antes que en Dios, esta persona celosa se pierde en sí misma. Olvidando lo que dice el Salmo 27:10, “Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehova me recogerá”. Como cristianas debemos recordar siempre que Dios nuestro Padre, nos protege, nos cuida, nos guarda de todo mal, y sobre todo; nos ha prometido vida eterna. Los celos demuestran lo inseguras que somos. El celo corrompe el pensamiento y la espiritualidad de un cristiano, al grado que algunas hermanas siendo hijas de Dios, no controlando sus celos, provocando a celos a sus propios esposos cuando sienten en sus pensamientos que las están ignorando.

Algunas mujeres suelen decir a su esposo: “te celo porque te amo, sino no te celara es porque no te amo” esta es una de tantas excusas de una persona celosa. El centro de nuestros pensamientos debe ser Cristo Jesús, ocuparnos en leer la palabra de Dios, meditando en ella. En toda la historia del ser humano podemos ver como los celos han originado grandes peleas, divorcios, incluso asesinatos. En las ciudades de Nueva York, Chicago, Miami, California, y otras más, dia a dia los noticieros nos informan de cómo las mujeres han sido asesinadas por sus conyugues, y la razón principal ha sido “los celos”. Esta cruda realidad debe hacer eco en nuestras mentes que como hijas de Dios, no debemos de prestarnos a celar a nuestro conyugue, al contrario si sale a trabajar, debemos tener presente que está trabajando, si salió a visitar a su familia por cualquier emergencia familiar, debemos pensar que así es en verdad. Procuremos a toda costo ser esa ayuda idónea para nuestro conyugue, está fue y sigue siendo la intención por la cual Dios creo a la mujer.

Que precioso es cumplir con lo que nos dice Proverbios 14:1, La mujer sabia edifica su casa, más la necia con sus manos la deriva.Oremos a Dios para que nos de esa sabiduría que necesitamos para ser esas esposas idóneas, para nuestro esposo. Que nuestra madurez, sencillez, humildad se demuestre en todo momento, y en toda ocasión, aun cuando tengamos frente a nosotros un caso de infidelidad conyugal. Tratemos de hacernos un análisis con frecuencia, preguntándonos: - ¿Estoy cumpliendo como ayuda idónea para mi esposo? - ¿Estoy siendo lo suficientemente cariñosa?

- ¿Lo atiendo como él se merece? - ¿Solo cumplo con mi responsabilidad? - ¿Me arreglo para él? - ¿Lo Amo como todo mi ser?

Al hacernos estas preguntas podremos encontrar dentro de nosotras mismas las respuestas, si estamos fallando en algunas de estas, aun es tiempo de mejorar, enderezar el camino, antes que nos pase factura, y entonces lloremos amargamente por nuestro mal proceder. Recuerden ningún hombre que es bien tratado defraudará a su esposa, todo hombre que se sacia de la miel de su panal no busca otro panal. (Proverbios 27:7)

Preguntas para estudio y enseñanza:


1. ¿Dónde se originan los celos? 2. ¿Cómo podemos evitar ser celosas? 3. ¿Cómo cultivar la confianza y fidelidad en el matrimonio como antídoto para los celos? 4. ¿Producen un fruto positivo los celos en el ser humano? 5. ¿Amarga la vida los celos a todo persona que los practica?

Conclusión: Hoy es el tiempo agradable para buscar la sabiduría que viene del Altísimo, desechemos todo pensamiento carnal, procuremos la paz con todos, busquemos sobre todo: La santidad, sin la cual nadie vera al Señor Jesús. Paz a vosotras.



 

Hermanos aqui les adjuntamos en documento PDF. la escuela que estamos estudiando este tercer trimestre del año 2022. Pueden descargarlo, y compartirlo con los hermanos que lo necesiten.


ES_T3_Femenil_2022_final
.pdf
Download PDF • 1.26MB

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Post: Blog2 Post
bottom of page