top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

La Cena del Señor Jesús, ¿Perdona mis pecados o es un memorial?


La Cena del Señor es un memorial.

Lección 03


Verso de Memoria: “De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpable del cuerpo y de la sangre del Señor”. 1ra. Corintios 11:27

 

Lectura Bíblica: 1ra. Corintios 11:23-29

 

Propósito: Aclarar que la cena del Señor Jesús es un memorial. Por lo tanto: No perdona nuestros pecados. El propósito es: recordar la muerte de nuestro Señor Jesucristo y anunciar su segunda venida a la tierra.

 

Desarrollo de la Lección: Según la creencia católica, la Eucaristía o Comunión, es ambos, una comida y un sacrificio. Ellos creen en la presencia real de Jesús, quien murió por nuestros pecados. Por eso cuando recibimos el Cuerpo y la Sangre de Cristo, nos alimentamos espiritualmente y nos acercamos a Dios.                                 

¿Qué es la Eucaristía? proviene del griego (Eucharistía) y significa "acción de gracias". Es el sacrificio mismo del Cuerpo y de la Sangre del Señor Jesús, que Él instituyó para perpetuar en los siglos, hasta su segunda venida. También es signo de unidad, vínculo de caridad y banquete pascual, en el que se recibe a Cristo, el alma se llena de gracia y se nos da una prenda de la vida eterna.

La Eucaristía es fuente y cumbre de toda la vida cristiana. En ella alcanzan su cumbre la acción santificante de Dios sobre nosotros y nuestro culto a Él. La Eucaristía contiene todo el bien espiritual de la Iglesia católica: el mismo Cristo, es nuestra Pascua. La Eucaristía Expresa y produce la comunión en la vida divina y la unidad del Pueblo de Dios. Mediante la celebración eucarística, nos unimos a la liturgia del cielo y anticipamos la vida eterna.  ¿Qué nombre recibe este sacramento? La inagotable riqueza de este sacramento se expresa con diversos nombres, los más comunes son: Eucaristía, Santa Misa, Cena del Señor, Fracción del Pan, Celebración Eucarística, Memorial de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, Santo Sacrificio, Santa y Divina Liturgia, Santos Misterios, Santísimo Sacramento del Altar, Sagrada Comunión. Los elementos esenciales y necesarios para celebrar la Eucaristía son: el pan de trigo y el vino de vid.

 

Ya hemos estudiado un poco a cerca de lo que es la eucaristía, ahora queremos entrar al desarrollo pleno de esta lección. La razón por la cual escribimos esta lección es; porque ha empezado a circular una creencia entre los hermanos  de la iglesia de Dios Séptimo día referente a que: “La cena del Señor Jesús perdona nuestros pecados”.

Hablemos de La Cena Pascual, esta viene de la época nómada de Israel: el 14 de Nizán al atardecer, a la caída del sol (Éxodo 12:6), el cabeza de familia mataba un cordero o cabrito de un año (Éxodo 12:5), con cuya sangre se untaban los marcos de la puerta; la carne se asaba y en la noche del 14 al 15 de Nizán se comía en familia (12:8). A partir de la reforma del rey Josías (en el año 621 A. C) el sacrificio del cordero y la cena pascual tenía lugar en Jerusalén (según Deuteronomio 16:5-7; 2 Reyes 23; 21-23). La Cena pascual judía del tiempo de Jesús recuerda que las casas señaladas con la sangre de los corderos fueron respetadas en Egipto, cuando paso el ángel de Jehová matando a los primogénitos de cada familia, y también la liberación de la esclavitud allí padecida.

 

Nos trasladamos a Mateo 26:1-2 que dice: Cuando hubo acabado Jesús todas estas palabras dijo a sus discípulos; sabéis que dentro de dos días se celebra la pascua, y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado.  Mateo 26:18-20, “Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebrare la pascua con mis discípulos. Y los discípulos hicieron como Jesús les mando y prepararon la pascua. Cuando llego la noche, se sentó a la mesa con los doce.” Versos 26-27: “Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada para remisión de los pecados.” Luego Lucas 22:19-20  nos narra el mismo acto: “Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.”

 

Esto no fue coincidencia, las Escrituras comparan el sacrificio de Jesús al del cordero de la Pascua, según 1ra. Corintio 5:7-8 “Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue crucificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura de sinceridad y de verdad.” Dos puntos importantes nos muestran estos versos. Uno; los hermanos de la iglesia de Dios del libro de los hechos, (los primeros cristianos) al igual que los apóstoles celebraron “laconmemoración de la muerte de Jesús” una vez al año, tal como lo venían haciendo con la pascua judía. Dos; la exhortación es a celebrar la fiesta sin la vieja levadura, ni con la lavadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura.

 

El modelo que estableció Jesús nos ayuda a determinar no solo la frecuencia, sino también el día y la hora de esta celebración. Él, la instituyó el 14 de nisán del año 33 después de la puesta del Sol, según el calendario lunar bíblico ( léase Mateo 26:18-20, 26) En esta nueva celebración, Jesús usó el pan sin levadura y el vino que había en la mesa de la comida de la Pascua (léase Mateo 26:26-28). Por esta razón, nosotros también usamos pan sin levadura y sin condimentos añadidos, tomamos jugo de uva sin fermentar, no vino al que se le haya añadido azúcar, licor, hierbas o especias. Algunas religiones usan pan fermentado. Sin embargo, en la Biblia, la levadura muchas veces simboliza el pecado y la corrupción (Lucas 12:1, 1ra. Corintios 5:6-8 y Gálatas 5:7-9) Por eso, el pan sin levadura y sin condimentos representa muy bien el cuerpo perfecto de Cristo (según 1ra. Pedro 2:22).

Ahora Bien, las Escrituras nos enseñan que: El pan sin levadura y el jugo de la vid, que se usan durante la Conmemoración son símbolos que representan el cuerpo y la sangre de Cristo. No se transformanmilagrosamente en su cuerpo o sangre literales, como piensan algunos. Tampoco se mezclan con su carne y sangre. Si Jesús hubiera mandado a sus discípulos beber de su sangre literalmente, estos estarían desobedeciendo el mandato de Dios de abstenerse de sangre. (léase Genesis 9:4, Hechos 15:28-29) algo que Jesús siendo el Hijo de Dios jamás hubiese mandado hacer, (léase Juan 8:28-29). Los apóstoles no bebieron la sangre de Jesús en sentido literal porque, esa noche, Jesús mismo dijo que su sangre “habíade ser derramada,” indicando que su sacrificio todavía no había ocurrido ( Mateo 26:28). Algunos toman esta cita para decir que si en verdad la cena del Señor Jesús perdona pecados.

Jesús ofreció su sacrificio “una vez para siempre” (Hebreos 9:25-26). Si el pan y el vino se convirtieran en su cuerpo y sangre cada vez que se celebra la Cena del Señor, los que participan estarían repitiendo ese sacrificio constantemente.

Jesús dijo: “Sigan haciendo esto en memoria de mí”, no dijo: “Sigan haciendo esto para repetir mi sacrificio” (lease,1ra. Corintios 11:24).

 

Las personas que creen en la transubstanciación —es decir, que el pan y el vino se convierten en el cuerpo y sangre literales de Jesús— se basan en cómo se han traducido ciertos textos de la Biblia. Por ejemplo, según traducen Mateo 26:28 muchas versiones, Jesús se refirió al vino con estas palabras: “Esta es mi sangre”. Sin embargo, las palabras de Jesús se pueden traducir como: “esto significa mi sangre” “esto representa mi sangre” o “esto simboliza mi sangre”.  En este verso Jesús uso la figura metafórica, tal como lo hizo en: Mateo 13:34-35.                                    

Terminamos esta lección con lo dicho por Pablo en 1ra. Corintios 11:25b.-29 “Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, haced esto todas las veces que la bebiereis, en MEMORIA DE MI. Así, pues, todas las veces que comieres este pan, y bebieres esta copa, la muerte del Señor anuncias hasta que venga. De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado de la sangre de Señor. Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan y beba de la copa. Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor; juicio come y bebe para sí. Por lo tanto: La cena del Señor Jesús No perdona nuestros pecados, es un memorial,  donde recordamos su muerte y anunciamos su segunda venida.

 

Nota: favor de agregar una cita bíblica a su respuesta.

Preguntas para estudio y enseñanza:

1.    ¿Perdona pecados la cena del Señor Jesús?

 

 

2.    ¿Cuáles son los dos propósitos que cumplimos cuando celebramos la cena del Señor Jesús?

 

 

3.    ¿Qué buscan o cual es el propósito por el cual muchos hermanos dicen hoy en día que la cena del Señor Jesús perdona nuestros pecados?

 

 

4.    ¿Cuál es tu comprensión de; 1ra. Corintio 5:7-8? (Es la cena o Cristo quien perdona pecados)

 

5.    ¿Cuál es tu comprensión de; 1ra. corintios 11:27-29?

 

Conclusión: Hemos demostrado bíblicamente que la Cena del Señor Jesús es: una conmemoración de su muerte, y a su vez anunciamos su segunda venida. Por lo que debemos desechar la creencia que está en algunos hermanos de la iglesia de Dios séptimo día, que la Cena del Señor Jesús perdona pecados. Paz a vosotros.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Post: Blog2 Post
bottom of page