top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

La Pre-Existencia Del Hijo De Dios

Lo que la Palabra de Dios nos enseña con respecto a “La Pre-Existencia Del Hijo De Dios” es que:

A. El hijo de Dios, antes de humanarse, ya existía.

B. Fue creado por Dios en la eternidad.

C. Desde el principio ha compartido en plenitud la gloria con el padre.

D. En la creación del universo, él estuvo presente y fue el medio principal por traer a la existencia todas las cosas.


Encontramos en los evangelios, que conforme a las profecías, Jesús, el hijo de Dios, nació de una Virgen bethlehem de judea, pero el hijo de Dios, ¿Existes solo desde que nació de aquella Virgen llamada María? ¿O acaso Jesús ya existía antes de nacer de María?

Las escrituras enseñan con toda claridad, que nuestro Señor Jesucristo, existió antes de su Encarnación. al nacer de la Virgen María, solamente su mano, es decir, tomó forma humana para hacer semejante a nosotros; y en esa condición, poder ayudar a la humanidad, muriendo por nuestros pecados.


El evangelista Juan, haciendo alusión a la pre-existencia de Jesús, dice, “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho…” Juan 3:1-3.


En dichos pasajes, la palabra de Dios nos afirman lo siguientes:

1. El verbo existió desde el principio.

2. El verbo era con Dios.

3. El verbo era Dios .

4. El verbo Tomo parte principal como hacedor de todas las cosas. Después, el mismo evangelista declara, “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad…” Juan 1:14.


Más el carácter de la preexistencia de Cristo, no puede tener mejor y mayor expresión, que la de la gloria original que él mismo reclamará a su padre al estar concluyendo su misión entre los hombres al decir: “Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese…” Juan 17:5.

Jesús fue el primogénito de toda criatura: “El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten…” Colosenses 1:15-17.

Jesucristo es el principio de toda creación, así lo declara la palabra de Dios también en Apocalipsis 3:14 “Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto…”


Desde un principio, disfruto de la gloria y divinidad de su padre: “El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos…” Jesucristo es más que los Ángel.


Cuando fue enviado a la tierra, dejó su gloria, pero al estar por tornar al cielo, la volvió a solicitar a su Padre diciendo: “Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese…” Juan 17:5.


Mas adelante en Juan 17:24 Jesus dice tambien: “Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo…”


Jesús tomó parte activa en la creación, siendo el medio principal para atraer a la existencia todas las cosas, cómo lo hemos leído en Juan 1:1-3 ““En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho…”



“Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él…” Colosenses 1:16.


La existencia del hijo de Dios antes de humanarse lo podemos contemplar en la misma creación cuando Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza…” Genesis 1:26.


102 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Post: Blog2 Post
bottom of page