top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

Lo que Dios requiere de mi

Lección 02

                                              

Texto de Memoria: “Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: Solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.”                  Miqueas 6: 8.

 

Lectura Bíblica: 1 Samuel 15:22-23

 

Propósito: Comprender que Dios en su inmenso amor nos creó, nos dio vida, y que es lo que requiere de nosotras para poder tener una comunión con él.

 

Desarrollo de la Lección: Cuando andábamos en el mundo sin Dios y sin esperanza, probablemente algunas de nosotras no encontrábamos sentido a nuestra vida, o el propósito de nuestro existir. Algunas talvez nos saciamos en los placeres mundanos, pero no encontramos paz para nuestra alma, fue gracias a la misericordia de Dios quien nos amó y nos ha hecho parte de su pueblo. Ahora tenemos un propósito que es alabar su santo Nombre. Surge entonces la pregunta: ¿Cómo le damos la honra y la gloria a Dios? y la respuesta a esta pregunta es: sabiendo y entendiendo lo que Dios requiere de cada una de nosotras. Antes de ser bautizadas deseábamos hacer un pacto con Dios, para hacer lo correcto delante de él, una vez bautizadas; surge la pregunta: ¿Ahora como agradó a Dios? la respuesta a esta pregunta es: “siendo obedientes.”  

 

Nuestra equivocación radica, en no poner atención a lo que se nos ha sido enseñado antes de ser bautizadas, la mayor parte hemos recibido, el plan de Dios para la humanidad, el Evangelio, los puntos doctrinales, y todas las enseñanzas recibidas sábado a sábado. Es rara la persona que asiste a las iglesias de Dios, o Iglesias de Dios Séptimo día y demás administraciones que no han sido enseñadas en la palabra de Dios.

Nosotras somos fieles a lo dicho por Jesús en Juan 5:39, “Escudriñad las escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mi”.

 

En la lectura bíblica de hoy, nos dimos cuenta como el profeta Samuel le hace ver al rey Saul, que a Dios le agrada más la obediencia que los sacrificios, esto debido a que el rey Saul desobedece a lo ordenado por Dios. Esta desobediencia llevó al rey a ser desechado por Dios. En base a esto; podemos comprender que lo primero que a Dios le agrada es la obediencia. Todas debemos entender que tenemos ordenanzas que cumplir, veamos algunos textos bíblicos de lo que Dios requiere de nosotras:

-Que lo amemos y guardemos sus mandamientos. (Deuteronomio 11: 1)

-Que seamos buenas esposas y madres. (Proverbios 31:28)

-Que nuestro vestuario sea modesto. (1 Timoteo 2: 9)

-Que seamos de un espíritu afable y apacible. (1 Pedro 3:4)

-Que seamos prudentes. (Proverbios 19: 14)

-Que confesamos que Jesucristo es el Señor. (Filipenses 2: 11)

 

Hermanas lo que Dios requiere de nosotras es: Que le obedezcamos, que busquemos vivir nuestra vida conforme a su voluntad, siendo guiadas por su Espíritu Santo, orando, no dejando de congregarnos, ayunando, compartiendo las buenas nuevas de salvación. Conduzcamos pues, nuestras vidas en paz, y santidad.  Cumplamos a toda costa lo dicho en 1ra. de Juan 5:3 “Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos”. Si confiamos plenamente en Dios, y nos dejamos guiar por su Santo Espíritu podremos cumplir con lo que él requiere de nosotras, no haciendo nuestra voluntad, sino SU VOLUNTAD. Recordemos que somos nuevas criaturas, y que ya no debemos andar en actitudes según la carne, basta nuestra pasada manera de vivir, vivamos en el Espíritu de Dios, y saldremos victoriosas ante cualquier circunstancia adversa. Dios requiere de nosotras: Solamente hacer justicia, amar, misericordia, y humillarnos delante tú El. Yo estoy segura de que podemos lograrlo si dejamos todo peso de pecado que nos estorba…dejemos todo aquello que no le agrada a Dios. Tengamos presente que si hacemos lo contrario a lo que Dios requiere de nosotras, él nos desechará, tal como lo hizo con el rey Saúl.

 

Nota: favor de agregar una cita bíblica a su respuesta.

Preguntas para estudio y enseñanza:

 

1.    Según Miqueas 6: 8, ¿Qué pide Jehová de nosotras?

 

 

 

 

2.    ¿Qué le paso al rey Saul por haber desechado la palabra de Dios?

      según 1 Samuel 15: 23.

 

 

 

 

3.    ¿Cómo comprobamos el amor  que tenemos para con Dios?

 

 

 

 

4.    ¿Menciona algunos ejemplos, de lo que a Dios no le agrada que hagamos?

 

 

 

 

5.    ¿Está la obediencia a Dios por encima de los sacrificios?

 

 

 

 

 

Conclusión: Que glorioso es saber lo que Dios requiere de nosotras, amémosle de todo corazón, que nuestra prioridad sea; obedecer su palabra. Seamos mujeres misericordiosas, justas, dignas de alabar su nombre, dignas de ser llamadas sus hijas, por medio de su hijo amado, quien murió por redención de nuestros pecados.                    Paz a vosotras.

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


Post: Blog2 Post
bottom of page