top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

¿Qué Es Ser Lleno Del Espíritu Santo?

Lección 09 | Mayo 27 2023


Verso de memoria: “Sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con Salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones, dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Efesios 5:18-20


Lectura bíblica: Hechos 2:1-4, 17-21


Propósito: Comprender que ser llenos del Espíritu Santo, significa alcanzar la plenitud de una vida dedicada al servicio de Cristo.

Introducción: En nuestro tiempo actual, hay controversia en algunos hermanos y hermanas de nuestra iglesia, en cuanto al significado de los términos “plenitud del Espíritu” O “Ser llenos del Espíritu Santo”. Surgen otras preguntas sinceras, tales como: ¿el bautismo del Espíritu Santo?, ¿el poder del Espíritu? ¿los dones del espíritu? etc. Francamente, el concepto del Nuevo Testamento es que la vida en Dios y en Cristo es una vida en el Espíritu. Es por medio del Espíritu Santo que hay disponibilidad y plenitud continua de utilidad, en el servicio de la obra del Señor Jesús. Es por la recepción del Espíritu Santo, que las legítimas aspiraciones del corazón del creyente, se hacen patentes o se realizan. Es importante reconocer la función del Espíritu Santo en nuestras vidas, para que con certeza digamos: “somos llenos del Espíritu Santo”.


La vida de los primeros discípulos testificaron maravillosas transformaciones por la venida del Espíritu Santo sobre de ellos en el dia de pentecostés, asi lo dice Hechos 2:1-4. Si notamos, el verso cuatro nos dice: “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.” Nos preguntamos ¿por qué? Y la respuesta esta en Joel 2:28-29, “y después de esto derrame mi Espíritu sobre toda carne, y profetizaràn vuestros hijos y vuestras hijas, vuestros ancianos soñarán sueños y vuestros jóvenes verán visiones. Y tambien sobre los siervos y sobre las siervas derramare mi Espíritu en aquellos dias.”


Jesucristo mismo pidió a Dios su Padre que enviará al Consolador, en Juan 14:15-16 dice: “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre. El Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce, pero vosotros le conocéis, porque mora en vosotros y está en vosotros. Basados en estos versos bíblicos podemos decir con certeza, que necesitamos ser llenos del Espíritu Santo que emana de Dios el Padre, para realizar toda obra, toda visión, para obedecer y guardar sus mandamientos, y todo en cuanto a nuestros planes y visiones personales se refiere.


Cuando analizamos la vida de los apóstoles podemos darnos cuenta de que cuando predicaban el mensaje del Evangelio, lo hacían con autoridad, su palabra transformaba a la gente, porque eran hombres llenos del Espíritu Santo, porque fueron hombres que anduvieron con Jesús y testificaban de él con verdad, asi lo dice: Hechos 2:36-41.

Asi tambien nosotros los predicadores de hoy, debemos ser llenos del Espíritu de Dios, para llevar su evangelio a toda raza, tribu, nación, lengua. Predicando un evangelio verdadero, no adulterado, un evangelio que muestre al Hijo de Dios, humillado, obediente hasta la muerte y muerte de cruz, un Jesús vivo y resucitado, sentado a la diestra de Dios su Padre.


La prueba real de que alguien posee el Espíritu Santo es; cuando en la vida del creyente se refleja el fruto del Espíritu: “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley…” Gálatas 5:22-23.


Si una persona posee estas cualidades, estamos seguros de que esa persona está llena del Espíritu Santo. Creemos fielmente estas palabras: “y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, más el espíritu vive a causa de la justicia. Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne, moriréis; más si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios…” según Romanos 8:9-16.


Obvio es entender, que para poseer el Espíritu Santo habrá que andar de acuerdo con la voluntad de Dios. Pues Él solo concede su Espíritu a quién le obedece: “Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen, según Hechos 5:32.


Jesús lo prometió específicamente a quien guarde sus Mandamientos: “Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. Juan 14:15-17. Ser llenos del Espíritu de Dios, es lo mejor que puede pasarnos, ya que por medio de él, confirmamos que somos verdaderos hijos e hijas de Dios. Resta que nosotros demos buen testimonio, demostrando por medio de nuestra vida y conducta que el fruto del Espiritu Santo, esta presente y activo. Por último: ser lleno del Espiritu de Dios es: “alcanzar la plenitud de una vida santa dedicada al servicio de Cristo.”


Preguntas para estudio y enseñanza.

Nota: Favor de añadir a tu respuesta, versos bíblicos.


1.¿Cree usted que los creyentes pueden ser llenos de Espíritu Santo hoy en día?

2. ¿Cuál es la definición de estar llenos del Espíritu de Dios?


¿Cómo se actúa cuando se está lleno del Espíritu Santo?


4.¿Cuál cree usted que sea el significado de “lleno” en el contexto de Lucas 5:26; Lucas 16:6 y Hechos 6:5?


¿Cuán plena ha sido la recepción del Espíritu Santo en usted?


5. ¿Cuán importante es el poder del Espíritu de Dios en su vida?


Conclusión: Con seguridad debemos pensar que si podemos disfrutar la plenitud de una vida cristiana guiada por el Espíritu de Dios, cuando: obedecemos a Dios, cuando nos humillamos, cuando le reconocemos como el Todopoderoso. Jesús después de bautizarse el Espíritu Santo vino sobre él, siendo lleno del Espíritu, pudo enseñar, pudo hacer milagros, pudo consolar, resucitó a varias personas, sano a muchas personas, y sobre todo, enfrento la muerte con la seguridad que el Espíritu de Dios su Padre le resucitaría al tercer dia. Asi tambien nosotros procuremos ser llenos del Espíritu de Dios el Padre. Paz a vosotros.


74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


Post: Blog2 Post
bottom of page