top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

¡Viviendo En El Espíritu!

Lección 10 | Junio 10 2023

Verso de memoria: “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu" Efesios 5:18


Lectura bíblica: Efesios 5:15-20


Propósito: Entender lo importante de vivir en el Espíritu. Dejándose guiar, corregir, por Dios a través de su Espíritu Santo. Comprendiendo que vivir en el Espíritu es no complacer los deseos de la carne, si no los deseos de Dios.


Introducción: Los que hemos nacido de nuevo, tenemos la bendición y responsabilidad de vivir una vida completamente diferente. Nadie que no ha nacido de nuevo, de agua y del espíritu podrá entrar al reino de los cielos. Pero también nadie que NO viva conforme al Espíritu podrá entrar al reino de los cielos. En Juan 3:6 se nos dice: "El que es nacido de carne, carne es; y el que es nacido del espíritu, espíritu es." El llamado en este verso es: si hemos nacido del espíritu, vivamos en el espíritu.

El Espíritu Santo nos guía a través de la Palabra de Dios, y para saber si en verdad somos guiados por él, debemos de ver cómo es nuestro caminar y nuestro proceder, sabiendo que los tiempos como los dias en los que vivimos son malos..." Efesios 5:16.

¿Qué es Vivir en el Espíritu? La respuesta a esta pregunta radica en reconocer, nuestra necesidad de santidad en nuestra vida, si en verdad queremos vivir en el Espíritu, hay que someternos completamente a Dios y a su palabra escrita, dicho en otras palabras vivir en el Espíritu, es vivir en obediencia total a Dios.


Los que viven en el espíritu, son aquellos que se esfuerzan en vivir en paz y santidad. Hebreos 12:14–15. Los que viven en el Espíritu caminan enfocados buscando constantemente estar en paz con el prójimo, viviendo en santidad, apartados del mal.


Todos los que queremos vivir en el Espíritu, debemos cumplir con el mandato de Jesús, de predicar las buenas nuevas: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el que no creyere, será condenado..." Marcos 16:15–16. Todo aquel que vive en el Espíritu, siente la necesidad de hablar a otros de lo que Dios ha hecho en su vida, el cambio que hay en su ser, y todas las bendiciones que recibe de Dios. Vivir en el Espíritu está ligado a: "Ser imitadores de Dios como hijos (as) amados..." según Efesios 5:1. Dios el Padre espera que cada uno de muestre a las demás personas la imagen y semejanza que hemos obtenido de él. Es tiempo de mostrar a los demás, esa paternidad que hemos obtenido departe de Dios, basta de vivir conforme a los deseos de la carne, vivamos hermanos y hermanas conforme al Espíritu de Dios.


Debemos saber que solo aquellos que viven en el Espíritu, son guiados, instruidos, fortalecidos, influenciados, impulsados; por la voluntad de Dios. Solo ellos bíblicamente son considerados hijos e hijas del Dios Altísimo. La paternidad de Dios cubre solo a aquellos que se dejan gobernar, los que viven en su casa y hacen su voluntad.

Vivir en el espíritu: es sentir gozo, a pesar de estar atribulados, como les sucedió a Pablo y Bernabé, según Hechos 13:50-52, “Pero los judíos instigaron a mujeres piadosas y distinguidas, y a los principales de la ciudad, y levantaron persecución contra Pablo y Bernabé, y los expulsaron de sus límites. Ellos entonces, sacudiendo contra ellos el polvo de sus pies, llegaron a Iconio. Y los discípulos estaban llenos de gozo y del Espíritu Santo” Para muchos la persecución y las pruebas es causa de tristeza, lamento y lloro. Pero para un hijo de Dios que vive en el Espíritu, todo es causa de gozo. Todo esto incluye el maltrato, persecuciones, el rechazo, injusticias, odio, etc. Todos estos vituperios por obedecer a Dios nos hace ser: Bienaventurados.


Hermanos y hermanas tengamos presente Romanos 8:5–6 “Los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz". Recordemos lo escrito en Romanos 8:1 "Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”. Si asi es nuestro caminar en el mundo actual, tengamos seguridad que hemos de heredar vida eterna, si aún no vivimos conforme hemos leído en la palabra de Dios esta mañana de dia sábado, nuestra recomendación para todos es: Sometámonos completamente a la voluntad de Dios, obedezcamos su palabra, vivamos en paz, y santifiquémonos dia a dia.


Preguntas para estudio y enseñanza.

Nota: Favor de añadir a tu respuesta, versos bíblicos.


1.¿Como identificamos a un cristiano que vive en el Espíritu Santo de Dios?


2.¿Pueden los que viven en la carne agradar a Dios? Lea Romanos 8:7-8



3. ¿Provean una lista de aspectos importantes que muestren que se vive en el Espíritu?



4. ¿ Heredaremos vida eterna si vivimos conforme a los deseos de la carne?.




5. ¿Vivir en el Espíritu está ligado A...? Lea Efesios 5:1.





Conclusión: Hemos visto hermanos y hermanas claramente que: Ocuparnos y vivir conforme al Espíritu de Dios nos dará vida eterna, pero si nos ocupamos en las cosas de la carne moriremos. Refrenemos nuestra lengua, apartémonos del mal, y vivamos una vida llena de paz, gozo y santidad. Paz a vosotros.


36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Post: Blog2 Post
bottom of page