top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

Viviendo en el gozo de Jesús  

Texto de Memoria: “Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y

vuestro gozo sea cumplido”.  Juan 15:11.

 

Lectura Bíblica: Juan 15:9-11, 1ra. Pedro 1:8-9, Salmo 16:11.

 

Propósito: Aprender cómo vivir en el gozo de Jesús, quien nos dio ejemplo yendo a la cruz, enfrento la muerte con el gozo que vendría a él, al resucitar.

 

Desarrollo de la Lección: La palabra gozo significa: sentimiento de felicidad, alegría, deleite, o júbilo. Regularmente varias personas pueden encontrar gozo en algún momento de alcanzar algún logro, por ejemplo en sus trabajos, en sus familias, también podemos llegar a experimentar ese sentimiento de gozo cuando hacemos buenas obras al prójimo, a todo esto le llamamos gozo moral. Los hombres que menciona el Antiguo Testamento encontraron gozo al entrar al lugar santo y al lugar santísimo, donde moraba la presencia de Dios. Encontraron gozo, al cantar y adorar al Dios Todopoderoso en su santo templo, asi lo declara: salmo 43:4. Asi tambien lo expresa el salmo 16:11, “Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia, y de dicha eterna a tu derecha” .

 

Ahora bien, traigamos esta experiencia de ellos a nuestra vida en el siglo actual, todas sabemos que la vida cristiana no es nada fácil; la mayoría nos toca que enfrentar serias dificultades. Estas a su vez nos hacen tambalear en el ejercicio de nuestra fe, es allí donde 1ra. de Pedro 4:12-13 debe de ayudarnos a levantarnos y seguir adelante. Tengamos presente lo que dice: “Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría”. Talvez se preguntarán hermanas, ¿Realmente es un gozo estar bajo prueba? Y la respuesta es: NO. Pero, lo que debemos pensar es que se está cumpliendo la palabra de Dios en nosotras, ya que estamos sufriendo asi; como Cristo sufrió por nosotras.

 

Entonces este gozo del cual estamos hablando, no es un resultado del sufrimiento, sino que permanece en el creyente a pesar de lo difícil que sea el sufrimiento. Hay algunos factores que puedan afectar el gozo en nosotras, una de ellas es: La crisis. ¿Qué es una crisis? Es una circunstancia que crea una fuerte tensión y por tanto un riesgo, pero que al mismo tiempo crea una oportunidad de maduración y crecimiento. La vida se nos presenta como una constante de crisis que cada ser humano tiene que enfrentar y resolver satisfactoriamente. Nos preguntamos: ¿Dónde ocurren necesariamente las crisis? Muchas de ellas en el seno familiar. Esto significa: que todos sus miembros están interrelacionados. Lo que afecta a uno, afecta a los demás. La vida es dificultosa. Lo que hace la vida dificultosa es el hecho de que el proceso de afrontar y resolver las crisis en nuestra vida es un proceso penoso. Las crisis, según su naturaleza, suscitan en nosotros: frustración, tristeza, arrepentimiento, cólera, ansiedad, angustia. La intención de esto será siempre quitarnos el gozo del Señor al no saber cómo enfrentar estas fuertes circunstancias de la vida. Entre estos momento de tensión, también nos encontraremos con: Tragedias, accidentes, enfermedades crónicas y hasta la muerte misma.

 

Hay dos caminos básicos: El correcto y el erróneo. Si nos alejamos de Dios en tiempos de pruebas, mostramos nuestra falta de fe. Entonces el camino se torna obscuro, y nos vamos alejando cada vez más de Él.

¿Qué debemos hacer para que la desesperación y la aflicción no nos roben el gozo? Debemos enfocarnos en lo que dice Salmo 40:1-2, "Pacientemente esperé al Eterno, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso". Cuando sintamos que estamos perdiendo el gozo que nos ha dado Jesús, recurramos a la oracion, para que por medio de ella, expresemos a Dios nuestro sentir, nuestros pesares, aprendamos a poner nuestras cargas en Dios y descansemos él.

 

El escritor de Hebreos 4:16 nos aconseja esto: “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” Pablo nos dijo esto en Filipenses 4:11-13, “Gozosos en todo tiempo. No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”                                                     Hermanas finalmente: Que Ėl Eterno a través de estos versos, nos inste a aprender a vivir cual sea nuestra situación. No permitamos que nada nos quite el gozo del Señor Jesús, aunque la lucha se torne feroz, confiemos en aquel que dio su vida por nosotras. Él nos amó, y nos seguirá cuidando hasta su segunda venida a esta tierra. Sigamos firmes confiando en él, y gocémonos porque sus bodas estan por venir.

 

Nota: favor de agregar una cita bíblica a su respuesta.

Preguntas para estudio y enseñanza:

 

1. ¿Cuál es nuestro gozo?

 

 

2. Cómo podemos  permanecer en el verdadero gozo de Dios?

 

 

3.¿Qué acciones impiden el gozo del Señor en nosotras?

 

 

4.  Según 1ra. Pedro 1:3-9 ¿Cuál es, ese gozo inexplicable?

 

 

5. ¿Encuentras gozo en las bienaventuranzas dichas por Jesús en Mateo 5:10-12?

 

 

Conclusión: Si, es posible mantener nuestro gozo en medio de las pérdidas económicas, en medio del dolor, la angustia y la desesperación; siempre y cuando exista la absoluta convicción de que Dios mira por nosotros, y que en él está nuestra Salvación. Mantengamos firme nuestra fe, no dudemos, Dios nos dará su gozo Eterno.                      Paz a vosotras.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Post: Blog2 Post
bottom of page