top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

¿Aprobados O Reprobados En La Fe De Jesús?

Lección 05 | Agosto 5 2023 Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?” 2nda. Corintios 13:5

Lectura Bíblica: 2nda. Corintios 13:1-13

Propósito: Hacernos un examen personal, asegurándonos a la vez que estamos en el camino correcto de la fe en Jesús, él Hijo de Dios. No tolerando el pecado en nuestra vida, ni en los demás.

Introducción: La fe en Jesús él Hijo de Dios, es uno de los pilares fundamentales de la vida cristiana. Es por medio de la fe en Jesús que nos acercamos a Dios el Padre. Es a través de la fe en Jesús que fuimos perdonados, encontramos paz y esperanza de vida eterna. ¡Qué gran bendicion! Sin embargo, el camino de la fe es: estrecho, de muchos obstáculos, tentaciones, etc. Por eso; la invitación en esta mañana de dia sábado, a que todos podamos darnos cuenta; si estamos aprobados o reprobados en cuanto a la fe en Jesús, el hijo de Dios se refiere.

Juntos vallamos a la epístola de Pablo a los Corintios, para examinar qué significa ser aprobados o reprobados en la fe de Jesús, y cómo podemos asegurarnos de estar en el camino correcto. En el versículo 5 se nos llama a examinarnos: Pablo dice: “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?” Esto que Pablo nos manda hacer; es facil de hacer, solo debemos mirar nuestras acciones y conductas en nuestro diario vivir.

Un ejemplo Bíblico de autoexamen lo encontramos en el Salmo 139:23-24, David dice: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.” Aquí el salmista pide a Dios que examine su corazón y sus pensamientos para ver si hay algún camino malo en él. Asi tambien cada uno de nosotros debe de hacer con Dios por medio de la oración, debemos platicar con Dios y preguntar lo mismo que preguntó el rey David. En 2nda. Corintios 13:6-7, Pablo muestra humil- dad al expresar su esperanza de que los Corintios lo conocieran como alguien que no está reprobado. Todo seguidor de Jesús debe de ser humilde.


La humildad nos ayuda a reconocer nues- tras faltas y errores. La humildad nos ayuda a mantener los pies sobre la tierra, reconociendo a Dios el padre y su Hijo Jesucristo en todo nuestro caminar. En Filipenses 2:3-8, Pablo nos mues- tra el ejemplo de humildad que nos dejó Cristo Jesús, al dejar su gloria y hacerse siervo por nosotros. La humildad nos ayuda a reconocer que somos dependientes de Dios y que todo lo que tenemos, viene de Él.


Si tenemos humildad, estamos aprobados. ¿Aprobados o reprobados en la fe de Jesús?, a todos se nos hace dificil contestar esta pregunta, ya que se nos confronta con nuestra realidad. El joven rico quiso ser perfecto, el cumplía con todo lo escrito en la ley, pero cuando Jesús le indicó que para ser perfecto, él tenía que vender todo lo que tenía, entre- garlo a los pobres y luego seguirlo, el joven rico no pudo hacer lo que Jesús le pidió, y se fue triste.


Abraham nuestro padre por fe, obedeció a Dios, dejó su tierra y parentela, cometió varios errores pero; supo enmendarnos, demostrando obediencia total a Dios, cuando estuvo dispuesto a sacrificar a su hijo Isaac. Génesis 15:6, nos dice: “Que Abraham creyó en Dios, y esto le fue contado por justicia.” Abraham fue considerado justo por su fe en Dios. Otro ejemplo bíblico aprobado en la fe es: Job. A pesar de ser probado, Job mantuvo su fe en Dios y fue aprobado. Al final de su vida, Dios restauró todo lo que había perdido y lo bendijo aún más de lo que tenía antes.


Judas Iscariote fue reprobado en su fe como discípulo de Jesús, ya que comió cerca de Él, escuchó sus enseñanzas, pero al final nada de todo aquello lo había transformado. Judas traicionó a Jesús por 30 monedas de plata, la ambición al dinero lo llevó a convertirse en un discípulo reprobado. Judas demostró con sus acciones, y con su forma de proceder que su fe era falsa. Judas fue reprobado en su fe por traicionar a Jesús y luego quitarse la vida. ¡Qué triste fue el final de la historia de Judas Iscariote!

¿Qué pasa cuando toleramos el pecado?, ¿Somos aproba- dos o reprobados por Dios? Ni tus pecados ni al de los demás quien quiera que sea, ni a tu propia familia, padres, hermanos, tíos etc. Pablo dice claramente, no seré indulgente; y esto quiere decir en otras palabras, no seré benigno, no seré benévolo, no seré condescendiente, no seré tolerante, no seré comprensivo. Tampoco Dios ni Jesús lo serán con nosotros, si persistimos en el pecado o aprobamos el de los demás. Ser aprobados en la fe significa: No tolerar el pecado. Debemos estar dispuestos a enfrentar el pecado en nuestras propias vidas y en la vida de los demás. Cuando nos auto examinamos, nos vamos a encontrar con muchas faltas, si es que somos sinceros. ¿Qué debemos hacer?


La Palabra de Dios nos dice que “aquellos que encubren sus pecados no prosperarán, pero aquellos que los confiesan y se apartan alcanzarán misericordia.” (Proverbios 28:13). La respuesta a la pregunta es: confiésalos delante de Dios, arre- piéntete, y no lo vuelvas hacer. Mateo 5:48 nos dice: “Sed, pues vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.” El joven rico no quiso cumplir con lo que Jesús le ordenó hacer para ser perfecto. Si nos proponemos ser perfectos podemos lograrlo con la ayuda de Jesús. Pablo en Filipenses 4:13 dijo: “Todo lo puedo en Cristo quien me fortalece”.

Ser aprobados o reprobados en la fe de Jesús es una cuestión importante para ti y para mi. Así que; debemos exami- nar nuestra fe, debemos cultivar la humildad para poder recono- cer nuestras faltas, y en ningún momento, toleremos el pecado en nuestro ser, como en la vida de los demás. Amos 5:15 nos dice: “Aborreced el mal, y amad el bien, y estableced la justicia en juicio; quizá Jehová Dios de los ejércitos tendrá piedad del rema- nente de José.” En este caso será: de nosotros los gentiles.

Preguntas para estudio y enseñanza: Nota: Por favor busque citas bíblicas para reforzar su comentario. 1. ¿Por qué es importante ser aprobados en la fe de Jesús? 2. ¿Cuáles son algunas de las recompensas por ser aprobados? 3. ¿Confronta el autoexamen, el pecado en nuestras vidas? 4. ¿Por qué es importante no ser tolerantes, al pecado propio ni al ajeno? 5. ¿Podemos lograr la perfección?

Conclusión: ¿Aprobados o reprobados? Procuremos unánimes ser aprobados. Hagamos nuestro el consejo de 2 Juan 2:28-29, “Permanezcamos en él, (en Jesús) para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados. Si sabemos que él es justo, sabed tambien que todo el que hace justicia es nacido de él.” Paz a vosotros.

Entradas Recientes

Ver todo
Post: Blog2 Post
bottom of page