top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

Consecuencias de la Infidelidad en los Hijos

“¿No te hizo uno el Señor con tu esposa? En cuerpo y espíritu ustedes son de Él. ¿Y qué es lo que Él quiere? De esa unión quiere, hijos que vivan para Dios. Por eso, guarda tu corazón y permanece fiel a la esposa de tu juventud.” Malaquías 2:15 (NTV)

Lectura Bíblica: Malaquías 2:14-16

Propósito: Tomar conciencia como padres de la responsabili- dad que tenemos de dar un buen testimonio ante nuestros hijos, para no causar en ellos conductas adversas que puedan dañarles física, moral y espiritualmente.

Introducción: Los padres son responsables ante el Señor por la forma en que educan, instruyen y dan ejemplo a sus hijos, Salmo 127:3, dice: “He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre”; por lo cual, es muy delicado nuestro testimonio ante ellos. Si hablamos sobre la infidelidad en el hogar y los efectos negativos que causa dicha situación podemos ver que la crianza es tanto informar como formar, más que repetir conceptos o dar instrucciones, es ir formando actitudes, valores y conductas en una persona a través del ejemplo que podemos darles como sus mentores; y, jamás pensar que la infidelidad la sufre solo la pareja.

Una infidelidad también la sufren los hijos(as), ellos son protagonistas activos y no meros receptores pasivos. Es una reali- dad que los niños sobre todo cuando son muy pequeños, no tienen la madurez emocional suficiente como para poder enten- der los problemas de los adultos, pero si pueden percibirlos y verse muy afectados. Los niños sufren diversos cambios según su edad, lo cual al percibir una infidelidad puede causarles gran daño emocional. Los cuales podrían ser: Confusión,Vergüenza, Enfado, Desconfianza, Decepción, Rebeldía, Complicidad, Chantaje, etc.

Cambios adversos según la edad: A. Cuando los niños tienen menos de cinco años, llegan a detectar que los padres no les dedican tanta atención como antes, debido a que no reciben lo que demandan puede aumen- tar su nivel de ansiedad, inseguridad y desarrollan el miedo al abandono. B. De cinco a diez años, en los niños aparece el senti- miento de culpabilidad, debido a esto es frecuente que presenten síntomas de regresión a una etapa anterior de su desarrollo, como volver a orinarse en la cama, terrores nocturnos y trastor- nos alimenticios. C. En la adolescencia, puede darse uno de los peores casos y es que sea obligado a actuar como cómplice del padre o madre infiel, esto desarrolla fuertes sentimientos de culpa, se muestran retraídos y solitarios perdiendo la confianza en sí mis- mos. D. En los jóvenes adultos, también puede resultar per- judicial la infidelidad de los padres, en sus relaciones se genera mucha desconfianza, sienten imposible tener una relación de pareja saludable. E. Cuando son adultos, ese engaño percibido provoca altos niveles de probabilidades de ser infieles dentro de su nuevo hogar.

Entrevistando a un joven de la Iglesia, tuve la oportuni- dad de conocer el sufrimiento que pasó a causa de la infideli- dad de uno de sus padres, sus emociones y sus lágrimas fueron muchas, pero en su madurez espiritual hoy expresa con sus labios y corazón que jamás repetirá esa acción que tanto daño le hizo a él, a sus hermanos y hermanas. Hermanas el adulterio acaba con la bendición que Dios nos dió cuando nos casamos, el adulterio marca a los hijos e hijas y les hace sentir inseguros, muchos de los hijos e hijas no quieren casarse ya que han sido marcados por el mal ejemplo de sus padres. Por favor seamos sabias, no comentamos adulterio. Seamos fieles a Dios y al con- yugue.

Preguntas para estudio y enseñanza: Nota: Favor de agregar versos bíblicos a su comentario. 1. ¿Creen ustedes que como madres, están conscientes de este daño cuando se comente la infidelidad? 2. ¿Actúan los padres egoístamente cuando comenten infide- lidad? 3. ¿Qué cambio adverso según la edad de los hijos te llamó más la atención? 4. ¿Qué consejo le darías a una persona que está dañando a sus hijos, a causa de la infidelidad? 5. ¿Cómo se puede resarcir el daño causado a sus seres queridos cuando estos han percibido una infidelidad?

Conclusión: Si queremos lograr que nuestros hijos e hijas tengan determinados comportamientos, la mejor forma de enseñarlos es que tú misma los manifiestes. El ejemplo siempre es el mejor maestro que la palabra, y una acción habla por sí sola sobre los valores que se han cultivado en el hogar. Paz a vosotras.

Entradas Recientes

Ver todo
Post: Blog2 Post
bottom of page