top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

¿Dónde está Jehová, el Dios de Elías?

Lección 07 Agosto 19/2023 Y tomando el manto de Elías que se le había caído, golpeó las aguas, y dijo: ¿Dónde está Jehová, el Dios de Elías? Y así que hubo del mismo modo golpeado las aguas, se apartaron a uno y a otro lado, y pasó Elíseo” 2 Reyes 2:14

Lectura Bíblica: 2 Reyes 2:1-15

Propósito: Enseñar que por muy grande que sea nuestro pro- blema, Dios tiene el poder para solucionar nuestros problemas, enfermedades, angustias, y depresiones.

Introducción: Muchas veces nos preguntamos donde está el Dios que hacía grandes maravillas, grandes prodigios, milagros, ese Dios de Elías fuerte en batalla, Todopoderoso. Cuando estas preguntas vienen a nosotros es porque nos sentimos desconso- lados, desprotegidos, angustiados, y con temor al mañana, ya que estamos viviendo tiempos inciertos. Eliseo fue ungido como profeta de Dios por Elías, y la primera experiencia de Eliseo fue cuando tomando el manto de Elías, que se le había caído, golpeo las aguas y dijo: ¿Dónde está Jehová, el Dios de Elías? Asi que hubo golpeado del mismo modo las aguas, se apartaron a uno y a otro lado, y paso Eliseo. Que dificil fue para Eliseo encontrarse solo, ya que Elías había sido quitado delante de él. Enfrentar su primer desafío, cruzar el rio Jordán. Cuando él se ve en esta situación, clamó diciendo: ¿Dónde está Jehová el Dios de Elías? Y El Dios Todopoderoso le respondió, tomando Eliseo el manto de Elías golpeo las aguas, y estas se apartaron a uno y a otro lado, y paso Eliseo en seco el Jordán.

Este acto de fe hecho por Dios ahora en Eliseo, de apartar las aguas del Jordán, hizo que los hijos de los profetas que estaban en Jericó al otro lado dijeran: “El Espiritu de Elías reposó sobre Eliseo. Y vinieron a recibirle y se postraron delante de él.” Eliseo sabía que Jehová el Dios de Elías, era grande y poderoso, ya que; se sabía por toda la tierra de Israel las proezas hechas por Jehová usando a su profeta.

Miremos las proezas de Jehová por medio del profeta Elías: En 1 Reyes 17:1-14, “Elías le dice a Acab, Vive Jehová Dios de Israel en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni roció en estos años, sino por mi palabra.” Luego Jehová le ordena a Elías que se esconda en el arroyo de Querit, que está enfrente del Jordán. Beberás del arroyo, y Yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer. Elías hizo conforme le ordenó Jehová, vivió junto al arroyo de Querit, y los cuervos le traían pan y carne por la mañana y pan y carne por la tarde, y bebía del arroyo. Pasado algunos dias se secó el arroyo, porque no había llovido sobre la tierra.


Luego Jehová le dijo levántate vete a Sarepta de Sidón y mora allí, he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. Se levantó Elías y se fué, cuando llegó a la puerta de la ciudad vió a una mujer viuda que estaba recogiendo leña, y el la llamó y le dijo: “Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. Te ruego que me traigas tambien un bocado de pan en tu mano. Y ella respondió: vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido, solamente un puñado de harina tengo en la tinaja y un poco de aceite en una vasija, y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos y nos dejemos morir. No tengas temor le dijo Elías a la viuda, has como dijiste, pero hazme a mi primero de ello una pequeña torta cocida, tráemela y después harás para ti y para tú hijo. Porque Jehová Dios de Israel ha dicho asi: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el dia en que Jehová haga llover sobre la tierra. ”

Que bendición fue para Elías al ver la mano de Jehová sobre él, primero lo mando al arroyo y allí le daban de comer pan y carne los cuervos, y bebía agua del arroyo, cuando se seca el

arroyo Jehová lo envía a Sarepta, allí encuentra la viuda y Dios hace que a esta mujer no se le acabe el aceite ni la harina hasta el dia que llueva otra vez. Asi tambien hará Dios con nosotros si en verdad tenemos fe y le obedecemos, en momentos de hambre nos alimentará, y en la sequía nos dará agua para beber.

Aconteció que estando Elías morando en la casa de la viuda en Sarepta, el hijo de la viuda cayó enfermo, y la enferme- dad fue tan grave que no quedó en él aliento. Y la viuda reclama a Elías, por la muerte de su hijo. Elías tomó al hijo de la viuda de su regazo, y lo llevó al aposento donde él estaba y lo puso sobre su cama. Y clamando a Jehová, dijo: Jehová Dios mío, ¿aún a la viuda en cuya casa estoy hospedado has afligido, haciéndole morir su hijo? Se tendió Elías sobre el niño tres veces, y clamó a Jehová y dijo: Jehová Dios mío, te ruego que hagas volver el alma de este niño a él. Y Jehová oyó la voz de Elías y el alma del niño volvió a él, y revivió. Que impresionante milagro de Dios por medio de su profeta Elías. Cuando Elías le entregó a la viuda su hijo vivo y sano, ella dijo: En verdad ahora conozco que tú eres varón de Dios, y que la palabra de Jehová es verdad en tu boca. Asi debemos procurar ser nosotros como Elías, un varón de Dios, en quien la palabra del Eterno es verdad en nuestra boca.

La siguiente proeza de Dios en manos de Elías, cuando enfrenta a los 450 profetas de Baal, y los reta para que hagan sacrificio a su Dios, y pide que se les de dos bueyes, y que los profetas de Baal escojan uno y él otro, y que lo corten en pedazos y pónganlo sobre leña, pero no pongan fuego debajo y yo prepa- rare otro buey dijo Elías y lo pondré sobre leña y ningun fuego pondré debajo. Invocad luego vosotros el nombre de su dios y yo invocaré el nombre de Jehová y el Dios que respondiere por medio de fuego, ese sea Dios. Y todo el pueblo respondió: Bien dicho. Sucedió que los profetas de Baal prepararon su buey, e invocaron desde la mañana hasta el mediodía, diciendo: ¡Baal respóndenos! Pero no había voz, ni quien respondiere, y Elías se burlaba de ellos diciendo: Gritad en alta voz, porque dios es, quizá esta meditando o tiene algún trabajo, o va de camino; talvez duerme, y hay que despertarle. Y ellos clamaban a grandes. voces, y se sajaban con cuchillos y con lancetas conforme a su costumbre, hasta chorrear la sangres sobre ellos.


Pasó el medio dia y Baal no respondió a sus profetas. Entonces dijo Elías a todo el pueblo, acercaos a mí y todo el pueblo se acercó, y el arreglo el altar de Jehová que estaba arruinado. Y tomando Elías doce piedras, que era el número de las tribus de Israel, edificó con las piedras un altar, en el nombre de Jehová, después hizo una zanja alrededor del altar en que cupieran dos medidas de grano. Preparó la leña y corto el buey en pedazos y lo puso sobre la leña. Dijo llenad cuatro cantaros de agua y derramadla sobre el holocausto y sobre la leña. Ordenó Elías que lo hicieran tres veces de manera que el agua corría al rededor del altar. Cuando llegó la hora de ofrecer el holocausto dijo Elías, Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. Respóndeme, Jehová, respóndeme para que conozca este pueblo que tú, Oh Jehová eres el Dios.


Entonces cayó fuego de Jehová y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, aun lamió el agua que estaba en la zanja. Viendo todo el pueblo se postraron y dijeron: ¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios! prendieron a los profetas de Baal, para que no escape ninguno, y los llevó Elías al arroyo de Cisón y allí los degolló. Que gran profeta de Dios fue Elías, ¡Que valentía!, que grande fe había en él, tuvo el valor de matar a 450 hombres profetas de Baal. Ahora entendemos porque Eliseo clamó diciendo: ¿Dónde está Jehová el Dios de Elías? Ultima proeza de Dios por medio de su profeta Elías, Jehová ordenó a Elías que orara para que no lloviera y no llovió por 3 años y medio, luego Dios ordenó a Elías muéstrate a Acab y Yo haré llover sobre la faz de la tierra. Fué pues Elías a mostrarse a Acab y el hambre era grave en Samaria. Entonces Elías dijo a Acab, sube, come y bebe, porque una lluvia grande se oye. Y aconteció, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y hubo una gran lluvia.


Y subiendo Acab vino a Jezreel. Y la mano de Jehová estuvo sobre Elías, el cual ciño sus lomos y corrió delante de Acab hasta llegar a Jezreel. Que gran historia de fe, Elías oró y llovió después de 3 años y medio. Espe- ramos hermanos y hermanas que todas estas proezas que Dios hizo por medio de su profeta Elías, nos llene de fortaleza, fe, confianza, y que por muy dificil que sean nuestros problemas, enfermedades, depresiones, pobreza o hambre, mantengamos nuestra fe y confianza en Jehová el Dios de Elías. El Dios de Elías tiene poder para traernos a la vida después de muertos. Jehová cuido a Elías en el tiempo de hambre y sequía. El Dios de Elías no ha muerto, ni duerme, ni está de viaje. El Dios de Elías, está en su trono en el cielo, lleno de gloria, alabanza y adoración.

Preguntas para estudio y enseñanza: Nota: Por favor busque citas bíblicas para reforzar su comentario. 1. ¿Por qué Eliseo clamó diciendo: Donde esta Jehová, el Dios de Elías? 2. ¿Qué había en Elías para que Jehová Dios obrará por medio de él?

3. ¿Qué dices de la convicción de Elías al enfrentarse a los 450 profetas de Baal? y decirle al pueblo: hoy sea manifiesto que tú eres Dios en Israel y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. 4. Elías por mandato de Jehová oró y no llovió por 3 años y me- dio, ¿Qué te enseña esta proeza de Jehová por medio de Elías su profeta? 5. ¿Crees que el Dios de Elías, ha muerto, está de viaje, duerme, o ya no escucha?

Conclusión: El Dios que adoramos hoy en dia, es el mismo Dios de Elías. Dios siempre es fiel, poderoso, fuerte y temible. Por muy dificil que parezca la situación debemos de aprender a confiar en Jehová el Dios Todopoderoso. Si las leyes de mi- gración se endurecen, no hay trabajo, la economía se desploma, Jehová no nos desamparará, su mano nos guiará y su Espíritu Santo consolará nuestro ser. Solo debemos de clamar como clamó Eliseo, y el Dios de Elías nos responderá, solo tengamos fe. Paz a vosotros.

Entradas Recientes

Ver todo

La Blasfemia contra el Espíritu Santo

Verso de Memoria: “A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del hombre, le será perdonado; pero al que hablare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el ve

Comments


Post: Blog2 Post
bottom of page