top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

La Verdad Os Hara Libres

“Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia y corresponde a la Jerusalén actual, pues esta junto con sus hijos, esta en esclavitud. Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.” Gálatas 4:25-26

Lectura Bíblica: Gálatas 4:26-31

Propósito: Mostrar por medio de la Biblia la libertad geniuda traída por Jesucristo a la humanidad, contrario a lo que se experimentaba, bajo el pacto antiguo.

Introducción: Mediante el ministerio de Jesucristo cuando estuvo en la tierra, hablo sobre la libertad en varias ocasiones; Juan 8:31-32 dice: “Entonces dijo Jesús a los judíos que había creído en El, si vosotros permaneciereis en mis palabras, seréis verdaderamente mis discípulos. Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.” Como también Juan 8:36-37, dice: “Así que, si el hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. Se que sois descen- dientes de Abraham, pero procuráis matarme, porque mi palabra no halla cabida en vosotros.”



Estos versos nos muestran que Jesús se refería algunas personas del pueblo de Israel, que aunque le seguían no creían en él, ni recibían la libertad que el traía de su Padre Celestial. El pueblo de Israel se había aferrado tanto a las tradiciones y a la ley de ritos y sacrificios, que entender la libertad que Jesús traía para toda la humanidad les era difícil de creer. Por eso les dijo en Juan 5:39, “Escudriñad las escrituras porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.” Pero aún así no entendieron. ¡Qué pena! La verdadera libertad por medio de Jesucristo y la fe, estaba profetizada en Isaías 61:1-3 la cual se cumplió en Lucas 4:16-19, algo que el pueblo de Israel no lo pudo comprender. Esto quedo manifiesto desde el inicio de su ministerio, allá cuando declaro en Juan 1:11-13, “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos e hijas de Dios, los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón sino de Dios.”


El ministerio terrenal de Jesús fue de tres años y medio, en este tiempo solo predico las buenas nuevas al pueblo de Israel, como lo dice Mateo 15:24, Y luego los discípulos siguieron predicando por otros tres años y medio hasta el sacrificio de Esteban según Hechos 7:59-60, cumpliéndose la profecía de Daniel 9:27. En este periodo de la predicación por 7 años, se completó la conversión de los 144,000 las primicias del pueblo de Israel convertidos al evangelio de Jesús. Los discípulos de Jesús como los hermanos del libro de los hechos tuvieron que luchar contra los judaizantes, estos estorbaban el crecimiento de la iglesia de Dios en su inicio.

Por eso: podemos decir que la carta a los Gálatas es la constitución de la libertad cristiana, donde Pablo se mantiene firme ante los intentos de los judaizantes de encadenar la libertad cristina al legalismo judío. En su opinión, Pablo dice: hacer eso sería una perversión total del verdadero evangelio, hacer eso convertiría al verdadero Evangelio de Jesús en: distinto y extraño, dejando escrito esto en Gálatas 1:6-9. Pablo también les hace saber que la muerte de Cristo significa que la ley no es un medio de Salvación y al compartir su muerte, los creyentes también mueren a la ley. Porque si la ley hubiera operado como medio de salvación, la muerte de Jesús hubiera sido inútil. Según Gálatas 3:13-14, asegurando a su vez diciendo: “Pues también Abraham fue justificado por la fe y no por las obras de la ley, según Gálatas 3:6-9. En Gálatas 4:21, Pablo pregunta a los gálatas: “Decidme, los que queréis estar bajo la ley, ¿no habéis oído la ley?”, pues claro que muchos de ellos, ya que estar bajo la ley; traía ventajas para ellos, estos trataban de esforzarse para justificarse con su esfuerzo propio y así sentirse satisfechos de ser salvos por medio de sus obras.

Tenemos la alegoría, de Agar y Sara (figura simbólica) esta ilustración nos explica sobre estas dos mujeres, dos pactos. Pactos representados por Ismael e Isaac, el primero representa a la Jerusalén terrenal y el segundo la Jerusalén celestial que es libre, la cual descenderá del cielo par ser la ciudad del Dios Eterno, donde habitaremos todos los salvos a través de Jesucristo su Hijo. En esta alegoría Pablo les expone la diferencia entre los dos pactos, el primero Ismael para esclavitud y servidumbre por medio de la ley de ritos y sacrificios, y el segundo en Isaac, para libertad genuina por medio del Hijo de Dios, quien vendría a este mundo trayendo el evangelio de paz libertando a todo ser humano de la atadura del pecado y crucificando la ley de ritos y sacrificios en la cruz. En los últimos versos del 28-31, Pablo les explica el contraste entro los dos sistemas: “así que, hermanos, como en Isaac somos hijos de la promesa, pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora. Mas que dice la escritura hecha fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredera el hijo de la esclava con el hijo de la libre.

Por tanto: hermanos y hermanas, nos somos hijos de la esclava sino de la libre, lo cual corresponde a la fe en Jesús, el hijo de Dios. Por eso como seguidores de Cristo, como Iglesia de Dios, guardadora del día sábado, fieles a Dios y su palabra, nos consideramos bíblicamente hijos de la libre (Sara). Pablo supo vivir y enseñar a los hermanos y hermanas del ayer a vivir conforme la verdad que está en Jesús, conforme a las escrituras, donde se nos dice que Cristo Jesús nos libertó del pecado y de la muerte. Jesús nos ha libertado de todo mal, hoy como miembros de la Iglesia de Dios, debemos mantener firmes esta libertad, recordando que por medio de él, hoy tenemos acceso al lugar Santísimo y adorar al Dios Todopoderoso. Hebreos 10:19. Conclusión: La verdadera liberta solo se vive en Jesucristo y su evangelio. Digamos hoy; la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha libertado de la ley del pecado y de la muerte, vivamos siempre en esa libertad, obedeciendo a Dios en todo. Paz a vosotros.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Post: Blog2 Post
bottom of page