top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

Consecuencias De La Infidelidad En La Iglesia

Lección 08 Agosto 26/2023 No os engañéis, Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre siembra eso también segará.” Gálatas 6:7

Lectura Bíblica: Hebreos 12:5-11, Gálatas 6:1, 7 y 8

Propósito: Analizar los procesos humillantes, que pasa el núcleo familiar en la iglesia, lo cual provoca críticas, discriminación, castigos y falta de credibilidad a la doctrina.

Introducción: Cuán importante es la fidelidad y la integridad del cuerpo, mente y espíritu de las personas, especialmente de los miembros de la Iglesia de Dios, que día a día nos esforzamos por hacer la voluntad del Eterno, ya que sin estas virtudes corre- mos el riesgo de que prevalezca la carnalidad y disminuya el Espíritu Santo que nos fue dado cuando nos bautizamos y nos guía a toda verdad y a toda justicia.

Como hijas del Altísimo, debemos ejercitar nuestros miembros, para que nuestra copa rebose espiritualmente, de tal forma que vivamos en santidad y fidelidad delante de nuestro Padre Celestial; cuando esto hagamos estamos cumpliendo con la perfecta ley. Es decir: estamos en paz con Dios y con nuestro prójimo, ya que sabemos que de acuerdo con lo que sembramos, eso es lo que cosecharemos. Si sembramos para la carne bajo ley del pecado, tendremos consecuencias negativas para nosotras y nuestras familias. Y si sembramos para el Espíritu, del Espíritu cosecharemos vida, honra, gloria, paz e inmortalidad. Así dijo Pablo a los hermanos y (as) en Gálatas 6:8.

Ahora bien, Jesús dijo en Marcos 4:26-29, que es 32 necesario sembrar y esperar para cosechar los frutos; el Apóstol pablo dice que según lo que sembremos así cosecharemos, si sembramos la mala semilla tendremos los frutos de la carne y si sembramos la buena semilla cosecharemos frutos espirituales Gálatas 5:16-22. Todo miembro de la iglesia de Dios que come- te adulterio es infiel a la doctrina de nuestro Señor y Salvador, nos convertimos en adúlteros tanto carnales (en el matrimonio) como espirituales infringiendo sus mandamientos. Entonces so- mos infieles: adúlteros, fornicarios, mentirosos, ladrones, etc. y estas acciones (o pecados) traen consecuencias que son deshonra para nosotros y para nuestras familias, lo cual nos lleva a sufrir la humillación, criticas, castigos materiales, perdida de privilegios en la iglesia, falta de espiritualidad que puede llevarnos hasta poder quedar fuera de la vida eterna, y no solo esto el testimonio de la iglesia es mal visto por los vecinos y el nombre de Dios es pisoteado por los gentiles que no creen en Dios.

Estos procesos de crítica, murmuración y actos humil- lantes de nuestros hermanos afectan nuestros sentimientos y el de toda la familia a causa de los comentarios desfavorables que hacen y dicen, pudiendo llegar al desprecio y desprestigio, afectando asi nuestra vida cristiana. Lo descrito también se convierte en pecado para el que critica a su hermano que no usa de misericordia y sabiduría en el trato para los miembros de la iglesia; así mismo por el mal testimonio de muchos Obreros, Diáconos, Pastores, Ministros y hermanos que tenemos en estima en la congregación, muchas veces las visitas blasfeman de la Sana Doctrina y en ocasiones ya no asisten a la iglesia por la infidelidad observada y/o murmurada. Es realmente una situación muy difícil y penosa que viven los hermanos y hermanas cuando la falta de fidelidad mora y acciona en sus vidas.

Materialmente pagamos las consecuencias del pecado, ya que este sigue en cadena en la familia afectando emocional, física y espiritualmente, vienen problemas económicos, enferme- dades, separación de la familia, otros miembros ya no quieren ir a la iglesia y lo más triste de todo es: Que tiene su castigo en este mundo y al final de su vida de continuar así, no heredara vida eterna por el pecado que aun hay en ella o el.

Podemos enumerar diferentes tipos de infidelidad: 1. La Mentira: David cometió fornicación entre otros pecados y repercutió duramente en su vida y en su familia, hubo deshonra, espada y muerte, etc. (2 Samuel 12). Amadas Hermanas cuidemos de poner por obra la Sana Doctrina, para que todo nuestro ser: cuerpo, mente y espíritu, sean hallados irreprensibles para la venida del Señor, dando testimonio de que somos hijas de Dios, obedientes a sus mandamientos y no suframos consecuencias nefastas; antes bien seamos consejeras con palabras que restauren a nuestros hermanas y hermanos que han pasado diferentes situaciones desfavorables, ayudando de esta forma a la edificación y crecimiento espiritual de la grey. Recuerden siempre orar las unas por las otras, amonestarse en el temor de Jesús, y sobre todo: no cubramos el pecado dentro de la iglesia, ni fuera de ella.

Preguntas para estudio y enseñanza: Nota: Favor de agregar versos bíblicos a su comentario. 1. ¿Cómo afecta la infidelidad conyugal a la iglesia de Dios? 2. ¿ Cómo nos ve la gente no creyente, cuando algún miembro de nuestra iglesia es hallado en adulterio? 3. ¿Debería un obrero, diacono, pastor, ministro, director (a) de departamentos o ministerios de la iglesia, volver a ocupar un cargo dentro de la iglesia después de pecar? 4. ¿ Qué nos enseña 1ra. Corintios 5:1-6? 5. ¿Estoy sembrando espiritualmente para Dios, o estamos sem- brando para la carne (ley del pecado)?

Conclusión: Todo lo que se siembra se cosecha, y en mayor proporción a lo sembrando en un tiempo diferente a la siembra, sea bueno o malo. Por tanto: debemos asegurarnos de estar sem- brando una vida que agrade a Dios y no una vida que coseche decepción. Paz a vosotras.

249 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Post: Blog2 Post
bottom of page