top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

Obedientes A Los Gobernantes

Lección 05 | 07 30 2022 |

 

“Sed pues, sujetos a toda ordenación humana

por respeto a Dios; ya sea al rey, como al superior.” 1 Pedro 2:13


Lectura Bíblica: 1ra. Pedro 2:13-17

Propósito: En esta lección consideraremos nuestra obediencia a las autoridades que nos gobiernan, reconociendo que las que están por Dios han sido establecidas, y al obedecerlas; exaltamos el nombre de nuestro Dios, y demostramos respeto a sus ordenanzas.

Introducción: En esta lección consideraremos lo referente a nuestro comportamiento hacia las autoridades. Como cristianos, es importante reconocer a las autoridades que nos gobiernan, pues el apóstol Pedro nos dice que debemos sujetarnos a ellas por respeto a nuestro Dios, ya que Él, es el que las ha establecido. Respecto a este tema encontramos en la carta de Pablo a los Romanos la siguiente declaración: Romanos 13:1, “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.” De esta forma debemos comprender que estas autoridades de alguna forma han sido ordenadas por el Señor, y al no obedecerlas entonces resulta en desobediencia a lo establecido por Él; lo que traerá sobre ello consecuencias a causa de desobediencia.

El apóstol Pablo continúa diciendo en el verso 3: “Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella;” Aquí podemos ver la verdadera razón de que Dios haya establecido autoridades, no para atemorizar al que bien hace sino al malo, que es igual a velar un orden de derecho y respeto entre la humanidad, para ejercer control sobre la delincuencia y dar seguridad al ciudadano honesto y honrado. Por lo tanto no debemos tener temor cuando estamos actuando dentro de los márgenes de la ley, se debe mencionar también, que lamentablemente, algunas autoridades han abusado de su poder, y en algunos lugares o países del mundo, cuando se ve a la autoridad, nos da una sensación de desconfianza y de temor, por los abusos y atropellos que se sabe hacen como tales, estoy seguro de que muchos de nosotros habremos tenido nuestras propias experiencias al respecto. Pero, recordemos hermanos y hermanas que de todo esto ellos tendrán que rendir cuentas a Dios.

En el verso 4 dice: “Porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo.” Como podemos ver en este verso, Dios ha investido de poder a las autoridades para que lo representen como vengadores de parte de Él, y así castigar al que mal hace. Recordemos que Dios dice en su palabra: que la venganza es suya, y que no lo hagamos nosotros mismos. Romanos 12:19, “No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.” De manera que como se dijo en el párrafo anterior, si nos han defraudado, un día tendrán que dar cuentas a Dios en su momento y responderán por cada abuso que hubieren cometido en su desempeño, porque aun cuando no tengan a Dios en sus cono- cimientos, la misma razón humana, les hace reconocer cuando están actuando mal. Sin embargo, esto no debe ser razón para que nosotros les faltemos al respeto como siervos del Dios Altísimo, porque al hacerlo; defraudamos su santo nombre.

El apóstol Pedro nos dice en el verso 15, “Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos;” Cuando fuimos alcanzados por la gracia de Dios en Cristo Jesús, fuimos instruidos con el propósito de ser sometidos a la voluntad de Dios. Lo hicimos de una forma voluntaria, basada en el reconocimiento de la soberanía de El en nuestras vidas, para poner en alto su nombre, esto ha sido algunas veces cuestionado y hasta se dice que hemos sido sometidos a un conformismo, a voluntad de otros. Pero la realidad es que nos hemos sometido a la voluntad de Dios, y esto implica en todos los aspectos de la vida. El verso dice: Que haciendo bien, se haga callar a los hombres insensatos, podemos decir que en ocasiones se puede sufrir abuso, por los que se aprovechan de esta condición. Pero la palabra de Dios nos dice; que es mejor padecer haciendo el bien si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal. Se debe recordar que, es la voluntad de Dios cuando haciendo el bien se padece de algún atropello, lo contrario sería que suframos algún atropello por estar desobedeciendo a Dios, haciendo las cosas por nuestra cuenta.

En Cristo Jesús fuimos llamados con el propósito de ser libres, Juan 8:32 dice: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Y Pedro dice en el verso 16, “como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.” Lamentablemente el ser humano tiende a mal interpretar el término de una palabra y en este caso poder tomar la libertad como libertinaje. Por eso muchos resultan haciendo las cosas que no se deben hacer, por esta razón el verso dice: sino como siervos de Dios. Esto nos debe hacer conducir con sabiduría y entendimiento, reconociendo que en todo lo que hagamos, sea de palabra o de hecho, debe exaltar el nombre de aquel que nos amó. Siendo fieles en nuestra forma de condu- cirnos, porque de esta forma podemos dar a conocer al mundo que somos personas que hemos sido redimidas, transformadas, y cambiadas, que somos diferentes en nuestra forma de condu- cirnos, y de esta manera adornaremos, la doctrina de Dios el Padre. ¡Estoy seguro de que podemos lograrlo!

Por lo tanto: hermanos y hermanas, es nuestra responsa- bilidad el dar un buen testimonio entre las personas del cambio que Dios ha hecho en nuestras vidas, siendo obedientes y sujetos a las autoridades que nos gobiernan, también esta es la opor- tunidad que se nos presenta, para dejar ver el cambio que Dios Dios ha hecho en nuestras vidas y sobre todo; evaluar si nos hemos sometido o no a su voluntad. El apóstol Juan dice: Que si no amamos a nuestro hermano a quien podemos ver, como podremos decir que amamos a Dios, a quien no podemos ver. Transfiriendo esto a la obediencia, y podremos decir; si no somos obedientes a las autoridades, a quienes vemos, como podremos decir; Que somos obedientes a Dios a quien no vemos. El Señor nos ayude para poder superar todas nuestras deficiencias y poder someternos en su totalidad a Él. Pidámosle que nos ayude a tener humildad para someternos a las autoridades, siendo guiados por su Espíritu Santo. Amen. Conclusión: Debemos orar siempre por nuestras autoridades, y gobernantes como dice la palabra de nuestro Dios, por todos los que están en eminencia para que El Señor les de sabiduría y entendimiento, para que hagan el trabajo que les ha encomendado. Sin olvidarnos que es El, que pone y quita los reyes y gobernantes. Nosotros somos llamados a poner en alto su nombre a través de nuestra obediencia. Dios nos permita poder manifestarle nuestra sumisión. Paz a vosotros.


 

Hermanos aqui les adjuntamos en documento PDF. la escuela que estamos estudiando este tercer trimestre del año 2022. Pueden descargarlo, y compartirlo con los hermanos que lo necesiten.


2022 3T adultos_trim03_Vfinal
.pdf
Descargar PDF • 1.08MB

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


Post: Blog2 Post
bottom of page