top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

Mi Actitud Ante La Falta De Trabajo

Verso de memoria: “De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en el habitan”. Salmos 24


Lectura bíblica: Mateo 6:25-34


Propósito: Comprender que todas las cosas pertenecen a Dios. Por lo tanto: debemos reconocer la dependencia del Altísimo, y no importa la situación por la que estemos pasando y pasaremos, nuestra actitud debe ser: darle gloria y honra al Dios Altísimo.


Introducción: Actualmente hemos visto como el trabajo ha estado escaso para unos, otros han tenido trabajo normalmente. La inflación ha llevado mundialmente a muchos países a que el costo de la vida se encarezca, los desastres naturales han contribuido a que la economía pierda miles de millones de dólares. Esta es una de las razones por cual escribimos esta lección, para que todos seamos fieles a Dios, no importando si un dia no tenemos trabajo, debemos de confiar en Dios. Proverbios 6:6-8 nos aconseja lo siguiente: “ve a la hormiga oh perezoso, Mira sus caminos, y se sabio, la cual no teniendo capitán, ni gobernador, ni señor, prepara en el verano su comida, y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento”. Hoy más que nunca debemos obedecer los consejos bíblicos, y prepararnos para los cambio que trae la vida dia a dia.

El diccionario define la palabra Actitud, como la disposición de ánimo manifestada de algún modo.

En esta lección trataremos de definir cuál debe de ser nuestra actitud o nuestro estado de ánimo tocante a la escases de trabajo. Es obvio que esta situación puede incomodar nuestro estado de ánimo, ya que nuestros compromisos o responsabilidades dependen de nuestro trabajo que es lo que genera nuestros ingresos. Surge la pregunta: ¿Cómo hijos de Dios cual debe ser nuestra actitud? Y la respuesta es: confiar plenamente en Dios, ya que él es nuestro proveedor. De acuerdo con nuestra lectura bíblica el Señor nos dice que no debemos tener ningún afán por las condiciones que lleguen a nuestras vidas, especialmente a cosas que no podremos remediar por nuestra cuenta tales como: la vida, el vestido o la comida, debemos estar claros que muchas cosas son imposibles que nosotros podamos realizar por nuestra cuenta, pero Jesús nos pide que aprendamos de las aves que tienen plena dependencia de su creador, y su confianza está en Él. Nuestro Señor Jesucristo nos está invitando a que tengamos una plena dependencia de Dios el Padre. Si hoy no tenemos trabajo, esto no debe ocasionar ansiedad o afán en nuestra vida, sino como dijo Abraham: Dios proveerá sabiendo de que todas las cosas le pertenecen a Él.


Como seres humanos es normal que nos preocupemos ante la falta de trabajo, ya que este es el medio por el cual traemos alimento y sustento al hogar. Cuando la preocupación, y el afán embargue nuestras vidas, debemos de venir de rodillas delante de Dios en el nombre de Jesús, expresándole como nos sentimos, como nuestro ser se siente acongojado a causa de la falta de trabajo. No permitamos perder nuestra paz, tranquilidad y confianza en Dios. Pablo nos recomienda en Colosenses 3: 1-3 “Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde esta Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra”. Ahora es cuando nuestra fe es probada como se prueba al oro, con fuego. Para poder pasar esta prueba es necesaria nuestra fe, nuestra confianza en Dios, y una plena convicción que Dios nos ayudará.


He aquí algunos consejos que nos ayudaran de acuerdo con la voluntad de Dios.

1- No siempre encontraremos el trabajo que nos gusta hacer. Vivimos en un mundo cambiante, y los que nos adaptemos a los cambios tendremos más oportunidad laboral. Hay personas que en el pasado han desarrollado actividades laborales específicas. Pero hoy lamentablemente se encuentran en la situación de no conseguir esta clase de trabajo y no pueden acomodarse a otra clase de que hacer porque les produce vergüenza. Si tú eres uno de ellos toma este consejo biblico: “En toda labor hay fruto; más las vanas palabras de los labios empobrecen” Proverbios 14:23. Hermanos, pidámosle a Dios que nos dé una perspectiva amplia y una claridad mental de cosas nuevas para aprender, sabiendo que toda labor puesta en sus manos rinde fruto.


2- Ser diligente es una cualidad indispensable. Proverbios 22:29 nos dice: “Has visto hombre solicito en su trabajo, delante de los reyes estará; no estará delante de los de baja condición”. El cristiano debe ser diligente levantarse temprano a orar por la falta de trabajo salir a buscar enviar solicitudes buscar en revistas y diarios etc. Pablo en 1ra. Corintios 16:3 nos recuerda esto: “Velad, estad firmes en la fe; portados varonilmente, y esforzaos”.


3- Evita la flojera, busca la fortaleza en Dios. Proverbios 24:10 nos dice: “Si fueres flojo en el día del trabajo, tu fuerza será reducida”. Uno de los males que ha introducido el pecado en el hombre es la flojera, el evangelio no solo sirve para la vida futura y eterna con Cristo, sino que además pone nuestra mente en una correcta perspectiva en esta tierra, también en lo laboral ser flojo o holgazán es un problema espiritual que debe ser resuelto. Hay que pedir la fortaleza a Dios para que renueve esta área de nuestras vidas como creyentes, tenemos una mente renovada en Cristo, no solo para lo espiritual, sino que también lo laboral viene de la mano de Dios. No hay cosa mejor para el hombre, sino que coma y beba, y que su alma se alegre en su trabajo. También he visto que esto es de la mano de Dios. Según Eclesiastés 10:4.

4- Aprovechar oportunidades. Proverbios 10:4 nos aconseja lo siguiente: “La mano negligente empobrece; más la mano de los diligentes enriquece. El que recoge en el verano es hombre entendido, el que duerme en el tiempo de la Siega es hijo de vergüenza.” Muchas veces Dios presenta oportunidades que por quedarnos en casa no vemos, no podemos quedarnos dormidos en tiempo de la siega. Levantémonos armémonos de valor y trabajemos con gozo y tendremos para los tiempos de escasez.


Preguntas para estudio y enseñanza.

Nota: Favor de añadir a tu respuesta, versos bíblicos.


1. ¿Cómo debe ser nuestra actitud ante la falta de trabajo?.



2. Comenta sobre el consejo de Jesús, respecto a nuestras preocupaciones.



3. ¿Confías en Dios en todo momento?



4. ¿Debemos salir a buscar trabajo, o debemos esperar en casa por trabajo?



5. ¿Que nos enseña la hormiga?



Conclusión: Aferrémonos a las promesas de la palabra de Dios. Jehová no dejará padecer hambre al justo. Proverbios 10:3. Puede ser que, a pesar de ser diligente, y de hacer las cosas de la forma que describe la palabra de Dios aún no consigues trabajo. Sabemos que todo, en última instancia, está en las manos de nuestro Padre celestial. El señor Jesús nos enseñó a orar: “el pan nuestro de cada día dádnoslo hoy.” No nos enseñó a pedir riquezas ni lujos, sino solamente lo que necesitamos. Hermanos cobremos ánimo y confiemos plenamente en Dios. Paz a vosotros.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Post: Blog2 Post
bottom of page