top of page
  • Foto del escritorIglesia de Dios En Elizabeth NJ

Mi Actitud Ante Una Hambruna

Verso de memoria: “¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? “. Romanos 8:35.


Lectura bíblica: Romanos 8:31-39


Propósito: Analizar si estamos preparados o no para enfrentar una hambruna, considerando que nuestra esperanza debe estar puesta en Jesús el autor de nuestra libertad, y en Dios nuestro Padre de gracia y misericordia.


Introducción: Nuestra lectura bíblica nos transporta al tiempo de nuestros hermanos y hermanas de la iglesia de Dios primitiva, gentes que vivieron tiempos difíciles, donde eran perseguidos por el imperio romano para ser muertos a causa del nombre de nuestro Señor Jesucristo. Esta gente murió pobre, vivio en cuevas, pasaron hambre, y muchas necesidades, porque tenían que decidir en ser fieles a Dios, o confesar que él cesar (él emperador) era su señor. Salomón el sabio dijo: bajo el cielo no hay nada nuevo, que es lo que será hoy, lo que fue ayer. Hambre ha habido por las edades de los siglos durante la existencia de la humanidad sobre la tierra, tenemos el ejemplo biblico de los 7 años de hambre que hubo en Egipto y el tiempo cuando Noemi, su esposo e hijos salieron de Juda.


¿Que entendemos por hambruna?, el diccionario nos dice que es: una situación que se da cuando un país o zona geográfica no posee suficientes alimentos, y recursos para proveer de alimentos a la población, elevando la tasa de mortalidad debido al hambre y a la desnutrición. Según el Proyecto Hambre de las naciones unidas, alrededor de 24 000 personas mueren cada día de hambre o de causas relacionadas con el hambre. Teniendo en cuenta que el total de muertes diarias por cualquier causa es de aproximadamente 150 000 personas, las muertes por hambre alcanzan el 16 % del total. Un 75 % de los fallecidos son niños menores de cinco meses. El Instituto de desarrollo y política afirma que la hambruna y las guerras causan solo un 10 % de las muertes. La mayoría de las muertes por hambre se deben a desnutrición crónica. Las familias no consiguen suficientes alimentos debido a diferentes causas, como: Pobreza, guerras o catástrofes naturales. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que entre 1970 y 1980 el hambre crónica afectó a 842, 000, 000 de personas en el mundo.


En Europa hubo un largo período de hambrunas a principios del siglo XVII. En aquella época las ciudades estaban creciendo con rapidez y, en los años de malas cosechas, los habitantes de los núcleos urbanos con mayor poder adquisitivo podían comprar alimentos mientras gran parte de la población, entre ella los propios agricultores, no podían. En 1845 hubo hambre en irlanda, 8 millones de habitantes se alimentaban de patatas, porque no había que comer. Para 1848 irlanda perdió un millón de habitantes, la mayoría muertos por hambre o por enfermedades, y más de un millón de gente emigro a otros países. A fines del siglo XIX hubo hambre, en los estados de Tamil Nadu en el sur de la India, Bihar en el norte y Bengala en el este, donde murieron aproximadamente entre 30 a 40 millones.


En el invierno de 1932 y 1933, se produjo una hambruna en partes de la Unión Soviética, en particular el Volga, y en la RSS de Ucrania y la RSS Kazajistán (norte Ucrania), se generó un vacío de alimentos en las regiones más fértiles, y comenzando así una hambruna masiva y prolongada en el lugar considerado como el «Granero de la URSS». Se estima que la cantidad de víctimas ascendió a 3,5 millones de personas. En el peor momento de la hambruna llegaron a morir unas 25,000 personas por día. Este suceso ha recibido el nombre de Holodomor (en ruso, Golodomor). A comienzos de la década de 1970, una situación de sequía que afectó a Etiopia, agudizada por el atraso feudal de la agricultura etíope, redujo la producción de alimentos en gran parte del país, lo cual generó una hambruna que provocó cerca de 300.000 muertos en las provincias de Welo y Tigray.


Hemos leído un poco de lo que ha sido la hambruna en el mundo a través de los anos, ahora bien Pablos nos dice en Romanos 8:28-30 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su proposito son llamados. Y dirán ustedes: ¿Cómo es posible que la hambruna me pude ayudar a bien? Bueno: puede ayudarnos para reforzar nuestra fe, para confiar mas en Dios, para ser mejores administradores de nuestros ahorros. Para que hagamos como hizo José en Egipto, que supo ahorrar granos en los 7 años de abundancia, para tener comida suficiente en los 7 años de hambre que vendrían luego. Hoy es el tiempo para saber invertir nuestro dinero, no malgastarlo, debemos mantener por lo menos 2 meses de renta y dinero para comprar comida por 3 meses por cualquier cosa. Debemos tener presente hermanos que Dios nos ha predestinado en Cristo Jesús, para que el sea el primogénito entre muchos hermanos, y a los que predestino, a estos tambien llamó, y a los que llamó, a estos tambien justificó, y a los que justificó, a estos tambien glorificó. Nada pues nos puede apartar de Dios , no importa lo que venga a nuestras vidas, debe apartarnos de Dios. ¿Qué debemos hacer? Ser sabios, ver a la hormiga que no tiene capitán pero sabe que el verano esta cerca, y se prepara, guarda para el tiempo de escases. De la misma manera hermanos y hermanas sigamos diligente los ejemplos bíblicos, de José en Egipto, el de la hormiga, y sobre todo, no desmayemos, Dios nos escogió, nos predestino nos ha justificado y también nos glorificará en Cristo su Hijo.


Preguntas para estudio y enseñanza.

Nota: Favor de añadir a tu respuesta, versos bíblicos.


1. ¿Debe ser una hambruna razón para apartarnos de Dios? Romanos 8:35


2. ¿ Que nos enseña José cuando enfrento los 7 años de hambre en Egipto?



3. ¿ Que nos enseña Romanos 8:36-38?



4. ¿Cres que se Equivoco Noemi, Esposo e hijos cuando salieron de Juda a tierras de Moab por el hambre?




5. ¿Cómo trabajaron los moradores de Egipto con José los 7 años de abundancia?




Conclusión: Nada debe separarnos del amor de Dios, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor Nuestro. Dios ha prometido estar con nosotros todo el tiempo, hasta el fin del mundo. Si en verdad hemos puestos nuestra mirada en Dios, él nos guardará de todo mal y toda tentación. Paz a vosotros.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Post: Blog2 Post
bottom of page